La red de autocitas brasileña saca a la luz las malas prácticas para aumentar los índices de impacto de las revistas científicas

Cuatro revistas brasileñas han perdido su índice de impacto en el último Journal of Citation Reports JCR 2012 de Thomson-Reuters y han sido puestas en cuarentena.

Mauricio Rocha-e-Silva pensó que había descubierto la gallina de los índices de impacto. Desde 2009, junto a otros tres editores de revistas han estado publicando artículos que contienen cientos de citas a artículos de las revistas de los demás, cuyo único objetivo es incrementar su factor de impacto. Los algoritmos de análisis de autocitas de Thomson Reuters fueron engañados hasta el 19 de junio de 2013, el día que alguien descubrió la trampa. Con los nuevos algoritmos de análisis de autocitas se evitará que esto vuelva a ocurrir en el futuro. Por supuesto, Rocha-e-Silva, médico ya jubilado, ya no es editor de su revista, con sede en São Paulo (ha sido despedido por la editorial); sin embargo, los otros tres editores siguen en su puesto.

Fuente: Francis (th)E mule Science's News La Ciencia de la Mula Francis. Relatos breves sobre Ciencia, Tecnología y sobre la Vida Misma

La “ingeniería” del factor de impacto es una práctica inmoral que practican muchos editores de revistas. Thomson Reuters detecta las autocitas excesivas y lucha contra ellas retirando la revista del JCR. Por supuesto, no siempre son responsables los editores, ya que también se detectan grupos de autores que se autocitan entre ellos, incrementando el índice de impacto de las revistas en las que publican. Pero lo más curioso es cada día las prácticas utilizadas por editores y autores inmorales son más “inteligentes” y tratan de engañar de forma explícita a los algoritmos automáticos de detección de Thomson Reuters. Por ello, están mejorando dichos algoritmos de forma constante y continua.

Por supuesto, no se trata de un caso específico de Brasil. En el último JCR 2012 publicado en junio de 2013, se retiró el índice de impacto a 37 nuevas revistas, con un total acumulado de 66 revistas retiradas. Estas revistas pasan por un purgatorio de dos años y si logran demostrar que ya no realizan prácticas inmorales recuperan su índice de impacto; en otro caso, son retiradas de forma definitiva y tienen que reiniciar todos los procesos de petición de índice de impacto como cualquier nueva revista. Por supuesto, 66 revistas de 10.853 representan sólo el 0,6%. Es decir, se trata de un problema de menor importancia. Pero ya se han detectado nuevas revistas que el año que viene saldrán del listado JCR 2013. El prestigio de Thomson Reuters está en juego y el que mete la pata, si le pillan, cumple su purga.

 

Fuente:

Ver la entrada completa en "La Ciencia de la Mula Francis"

Un comentario para “La red de autocitas brasileña saca a la luz las malas prácticas para aumentar los índices de impacto de las revistas científicas”

Deja un comentario

Suscríbete al Blog de la Fundación iS+D

Suscríbete al Blog

Categorías

¡Síguenos en Twitter!