NO a la socialización de los varones en la idea de fuerza. NO a la competitividad para conseguir poder

Triste matanza en una escuela en Connecticut, EE.UU.

Hubiera preferido no dar explicaciones sociológicas a la triste matanza ocurrida el pasado viernes 14 de diciembre en la escuela de Connecticut, en EE.UU.

Desde luego que existen factores de personalidad del asesino, entre los que destaca su gran timidez, como han puesto de manifiesto los medios de comunicación. Pero también existen causas sociales profundas y ancladas en la noche de los tiempos. El ya conocido sistema patriarcal está asentado sobre la noción de poder, poder que genera una fuerte competitividad y que da lugar a una estructuración social basada en la desigualdad. Esta lucha por el poder forma parte del proceso de socialización de los varones (que no de las mujeres) y da lugar a la violencia, que se ejerce de múltiples formas. No se puede seguir socializando a los hombres en la idea de poder y de fuerza y pensar que eso no va a tener ninguna consecuencia.

Si a eso le añadimos algunas costumbres sociales, como la legitimación y hasta ensalzamiento de la tenencia de armas por todo aquel que lo desee, tenemos una combinación explosiva.

NO a los valores que representa el patriarcado. NO a la socialización de los varones en la idea de fuerza. NO a la competitividad para conseguir poder. NO a la legitimación de ninguna forma de violencia.

A este respecto las mujeres tenemos mucho que decir. Y predicar la igualdad, pero no sólo esa de la que se suele hablar: la de las mujeres respecto a los hombres. Me refiero a la inversa: la de los hombres hacia las mujeres. Porque no entrenarnos a nosotras para la competitividad y el poder es bueno, es un privilegio. Extendámoslo al colectivo masculino. Todas las personas saldremos ganando.


María Jesús Rosado Millán
Presidenta de la Fundación iS+D

2 comentarios para “NO a la socialización de los varones en la idea de fuerza. NO a la competitividad para conseguir poder”

  • Hilario Sáez:

    Enteramente de acuerdo. El modelo de masculinidad tradicional hegemónico está basado en la competitividad y la violencia. Esta masculinidad es la expresion de la mente patriarcal y un factor de riesgo para hombres y mujeres.

    • Efectivamente Hilario, hemos de ir profundizando en los cambios que, aunque lentos, nos hagan avanzar hacia una igualdad real, conscientes del lastre que suponen los estereotipos de género y el poder que tienen en el comportamiento de los seres humanos

      Un saludo

Deja un comentario

Suscríbete al Blog de la Fundación iS+D

Suscríbete al Blog

Categorías

¡Síguenos en Twitter!