Sentencias judiciales infectadas por estereotipos de género (Women’s Link Worldwide)

El viernes 16 de noviembre tuvimos el placer de asistir a la ponencia de Glenys De Jesús Checo, abogada que trabaja para la Fundación Women’s Link Worldwide.

Esta organización, sin ánimo de lucro, aboga por los derechos humanos (sobre todo desde una perspectiva de género), para ello utilizan estrategias de incidencia política utilizando el poder judicial. Tienen oficinas regionales en Madrid y Bogotá, aunque sus actividades se ramifican por todo el mundo.

Uno de sus principales objetivos es que las leyes escritas en los diferentes códigos legales de cada país tengan una correspondencia fiel y práctica en la realidad y que la interpretación de esas leyes por parte de los jueces no esté sesgada o condicionada por estereotipos culturales (como lo está en múltiples ocasiones) y que perjudican seriamente a los derechos humanos en general y los de la mujer en particular.

Entre sus líneas de especialización nos encontramos, entre otras, con:

1)      Acabar con el tráfico de seres humanos con fines de explotación

2)      Defender los derechos de las mujeres inmigrantes

3)      Denunciar los crímenes de género

4)      Garantizar los derechos sexuales y reproductivos

La ponente señalaba de manera muy acertada que no sólo el género condiciona una posición de desventaja frente a la justicia o a la propia sociedad en la que se pueda insertar el individuo, sino que también intervienen factores como la posición social, económica o las características físicas, como por ejemplo el color de la piel.

Una de las acciones que más acercan la labor de esta Fundación a la sociedad es la “entrega de premios castigo” (simbólica) con un garrote a aquellos casos más flagrantes de fallos judiciales contaminados por los estereotipos de género que antes comentábamos. Destacamos los siguientes:

Caso GulNaz D/o Abdul Ahad, numerado (2826)

En el año 2009 una mujer afgana de 19 años (Gulnaz) es violada salvajemente por su primo. A raíz de esta violación se queda embarazada. Gulnaz es analfabeta y no tiene padre por lo que no es tomada en serio cuando acude con su madre a denunciar los hechos. A partir de ese momento se le arresta y pasa a disposición judicial. En el juicio, ante la ausencia de su abogado, tiene que defenderse ella misma, pero ni siquiera le dejan hablar por su condición de mujer. Los jueces sostienen que es imposible que su hija sea fruto de la violación debido a que una mujer no se puede quedar embarazada en la primera relación sexual. Bajo esta premisa es acusada de adulterio y condenada a 12 años de prisión. La única salida que le proponen es que se case con su agresor y, tras su negativa, es encarcelada de manera inmediata.

Kimberly Motley, abogado estadounidense, presentó una solicitud de indulto para Gulnaz. En diciembre de 2011 el presidente Karzai aceptó la solicitud de indulto y puso en libertad a Gulnaz, aceptando que había sido un error de juicio y que las normas culturales que condujeron a su encarcelamiento debían haber sido revisadas mucho antes. Aunque el caso de Gulnaz no es único y a día de hoy muchas mujeres como ella siguen encarceladas por motivos muy similares.

Expt. Nº 0231-ORM1-2010/Caso de Fátima Hernández

Fátima Hernández, mujer nicaragüense,  sufre una violación y se condena a su agresor a 8 años de prisión. Tras una revisión del caso por el Tribunal de Apelación, la pena se reduce a 6 años porque la víctima sólo acreditó un simple acceso carnal sin poder probar secuelas psicológicas. Posteriormente fue reducida a 4 años ya que los magistrados consideran que existió un estado de arrebato que indujo al acusado a cometer el delito ya que los hechos se produjeron durante una noche de esparcimiento y camaradería. Igualmente, afirman que la víctima ingirió licor lo cual le produjo un desenfreno sexual que la condujo a ser cooperante de la conducta pues estuvo toda la noche con el acusado sin oponer resistencia.

Desde la Fundación iS+D queremos felicitar a Women’s Link Worldwide por iniciativas como esta. Es obvio que la justicia a veces da palos de ciego y es absolutamente necesario que, desde la sociedad civil, hagamos lo posible para enmendar este tipo de errores de tal magnitud, puesto que sin esta supervisión el mundo sería mucho más injusto de lo que lo es de por sí.

Pero no debemos olvidar que todas estas actuaciones (y muchas otras más) están condicionadas por una lectura errónea de lo que es el ser humano y supeditadas a patrones culturales que, en determinados estancos, hacen aguas. Por ello, abogamos por un estudio crítico de la cultura societaria que condiciona las acciones humanas para así poder subsanar las injusticias de raíz.

Desde la Fundación iS+D os invitamos a que colaboréis con Women’s link o, que al menos, toméis un poco de vuestro tiempo para conocer más a fondo su labor y para leer los diferentes casos que podéis encontrar en su página web y así ser conscientes de las grandes injusticias que se cometen a raíz de los estereotipos culturales hoy, en nuestros días.

¡VISITE SU PÁGINA WEB!

http://www.womenslinkworldwide.org/wlw/new.php


Carlos González Díaz
Sociólogo. Responsable del Área de Formación de la Fundación iS+D
Marina Sáiz Agúndez
Estudiante de Sociología. Becaria de la Fundación iS+D

Fuentes:

  • Women’s link world wide.
  • Imagen: Compuesta por imagenes obtenidas en
    • http://www.noticiascaracas.com.ve/2012/03/08/10-mitos-atribuidos-al-genero-femenino/
    • http://www.granlogiaescocista.org/enconstruccion.htm

Deja un comentario

Suscríbete al Blog de la Fundación iS+D

Suscríbete al Blog

Categorías

¡Síguenos en Twitter!